Centro Internacional de Educacion y Desarrollo Humano

La Fundación Centro Internacional de Educación y Desarrollo Humano -CINDE, es una organización sin ánimo de lucro, fundada en 1977 por Glen Nimnicht y Marta Arango, con sedes en tres sedes en Colombia, en las ciudades de Bogotá, Manizales y Medellín.

Su eje central es la creación de ambientes adecuados, para el sano desarrollo físico y psicosocial de los niños, niñas y jóvenes que viven en condiciones de vulnerabilidad en Colombia, Latinoamérica y el mundo, a través del trabajo con la familia, la comunidad y las instituciones educativas.

Su trayectoria y fortalezas reconocidas internacionalmente le han llevado a designarla como:

  • Sede Latinoamericana del Grupo Consultivo sobre Cuidado y Desarrollo de la Niñez Temprana
  • Centro Cooperador de la UNESCO para trabajo con Infancia y familia, Secretaría Técnica de la Red de Primera Infancia del Grupo Consultivo en América Latina.

Formación de Talento Humano

  • Para apoyar a los actores sociales que trabajan con y por la niñez, CINDE, en alianza con universidades de Colombia y otros países, ha desarrollado programas de formación dirigidos a quienes formulan políticas y toman decisiones, así como, a los diseñadores y ejecutores de programas; a investigadores y otros profesionales, y a líderes comunitarios y familias.
  • Doctorado en Ciencias Sociales, Niñez y Juventud - Sede Manizales
  • Curso post-doctoral en Ciencias Sociales, Niñez y Juventud - Sede Manizales
  • Programas de Maestría en Educación y Desarrollo Humano - Sedes Manizales y Medellín
  • Programas de Maestría en Desarrollo Educativo y Social - Sede Bogotá

Estos programas están dirigidos a profesionales de las áreas de educación, ciencias sociales, económicas y en general aquellos(as) que trabajan en organizaciones públicas y privadas dedicadas a promover el desarrollo humano, familiar y comunitario.

Diseminación, Incidencia y Redes

Para crear conciencia y hacer más efectivo el trabajo por la niñez y la familia, CINDE propone fortalecer redes institucionales, diseminar experiencias exitosas e incidir en políticas públicas.

En este sentido, CINDE ha participado en el diseño, implementación y evaluación de programas nacionales de atención a la niñez en países como Indonesia, Guyana, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Bolivia y Chile, entre muchos otros. Además ha elaborado los materiales educativos y ha capacitado al personal para implementar algunos de los programas. Estas acciones se han desarrollado en conjunto con entes gubernamentales de los distintos países, entidades de la sociedad civil y organismos de cooperación internacional. Entre estas experiencias se destacan las siguientes:

Investigación y Desarrollo

El trabajo de CINDE en investigación y desarrollo se orienta al diseño e implementación de alternativas innovadoras de atención a la niñez, que parten de amplios procesos de investigación llevados a cabo con el fin de conocer el contexto específico de la población donde se desarrollan los programas y proyectos.

En las iniciativas que Cinde adelanta en este campo, las familias y los miembros de la comunidad son quienes identifican sus principales problemas, necesidades y potencialidades en la atención que brindan a sus niños, y participan activamente en la generación de respuestas innovadoras para resolverlas.

Los proyectos se orientan a potenciar el desarrollo humano de profesionales, líderes comunitarios, docentes y miembros de la familia, a partir del fortalecimiento de sus habilidades para brindar una atención que responda a las necesidades físicas y psicológicas de los niños.

Los proyectos desarrollados incluyen procesos permanentes de investigación que permiten identificar y sistematizar las lecciones aprendidas en cada experiencia, con el objetivo de facilitar su diseminación en otros contextos.

Todas estas propuestas han demostrado ser innovadoras y efectivas por las siguientes razones:

  • Trascienden los modelos convencionales de atención a la niñez, ya que se enfocan en potenciar el rol educativo natural de las familias y comunidades.
  • Aprovechan el talento humano, los recursos institucionales y los materiales de la comunidad donde los proyectos se llevan a cabo.
  • La formación se orienta por un Modelo Educativo flexible, continuo y teórico- práctico, en el cual se parte de los intereses y necesidades de la comunidad.
  • Se rigen por principios de flexibilidad, auto dirección, participación y expresión cultural.
  • Propician la autogestión, capacitando a la comunidad o institución para continuar con el programa por su propia cuenta.
  • Fomentan la articulación de acciones entre organizaciones comunitarias, de la sociedad civil, gubernamentales, bilaterales y del sector privado, de los ámbitos local, nacional e internacional para lograr un desarrollo integral.
  • Recogen los aprendizajes y experiencias exitosas en publicaciones y materiales educativos que facilitan su aplicación en otros contextos.

Grupos Asociados

Jóvenes, Culturas y Poderes