Comunicación en aulas diversas urbanas en Bogotá. Una mirada desde la interculturalidadComunicación en aulas diversas urbanas en Bogotá: una mirada desde la interculturalidad

El fenómeno de la globalización ha generado múltiples transformaciones en las formas de comprender y significar el mundo y las relaciones sociales, promoviendo una especie de crisis generalizada de sentido en la sociedad. Una de las causas de dicha crisis tiene sus raíces en la tendencia a la homogeneización o incluso en la amenaza de la desaparición de las identidades locales, regionales o nacionales desde la imposición de modelos únicos de interpretación del mundo, en contextos donde crece una gran variedad de expresiones y formas de la alteridad.

En este fenómeno homogeneizante surge la diversidad como reflejo de la multiplicidad de identidades o construcciones generadas a partir de las relaciones con otros, en el intercambio subjetivo. “La globalización, como expresión de la modernidad, no logra ofrecer ese sentido único que algunos le reclamaron... al tiempo que la globalización y sus dinámicas homogeneizantes se expanden, florecen por doquier viejas y nuevas construcciones de sentido, muchas de ellas resistentes a su lógica hegemónica” (Rojas, 2000: 11).

En consecuencia, crece la necesidad de un nuevo ideal de comunidad y nación como proceso en construcción que refleje los reconocimientos de tipo social, político o jurídico de diferentes formas de diversidad que han sido tradicionalmente discriminadas y excluidas. Rojas (2000: 11- 12) ilustra este nuevo ideal siguiendo a Guerrero (1999):

“La diversidad no sólo es la comprobación de la existencia de un gran número de grupos humanos social y culturalmente diversos, la diversidad es también – una respuesta política a los imaginarios construidos desde el poder que inculcan, especialmente en la actual fase de globalización y planetarización del mercado, perspectivas homogeneizantes, totalizadoras y universalizantes que buscan ser mostradas, como paradigmas incuestionables, como símbolos de un nuevo sentido, ycomo únicos y posibles valores y caminos a seguir para garantizar nuestro futuro; en realidad de lo que se trata es que entendamos que la verdadera riqueza de nuestras sociedades y la garantía de su futuro, está en la variedad, en la pluralidad, en la multiplicidad y la diferencia -”.

Dirección

Sandra Soler Castillo